Mensajes de Felicitaciones Día del Bombero

Aquí te mostramos una variedad de mensajes muy merecidos de felicitaciones en su día a todos la fuerzas bomberiles que realizan una labor tan loable, magnífica e importante.

Queremos felicitar muy especialmente al cuerpo de Bomberos en su día, a esos hombres y mujeres que con gran corazón arriesgan sus vidas para salvar la de los demás. A todos ellos nuestro más sincero reconocimiento. ¡Muchas Felicidades!


Los bomberos son valientes, dedicados, siempre dispuestos a servir a la comunidad. A todos ellos queremos honrar por su inconmensurable labor. Felicidades en tu día.

¡Sí, los héroes existen! Y no en historietas cómicas, existen en la vida real y se llaman bomberos porque siempre están ahí en los momentos más difíciles de incendios y catástrofes. A todos ellos nuestro agradecimiento por estar presentes. ¡Miles de Felicitaciones en su día!

Tarjetas de Felicitaciones Día del Bombero

Como siempre dan lo mejor de sí, están atentos y preparado al llamado de emergencia, te llenas de coraje para enfrentar las situaciones más adversas combatiendo el fuego y salvando vidas. Queremos desearte en tu día que Dios siempre este a tu lado acompañándote. ¡Muchas Felicidades!

La labor del bombero es saber combinar su vocación con el trabajo en equipo, servicio de entrega y sacrificio por sus semejantes. ¡Celebremos con orgullo su día!

Para ser bombero no solo se necesita buenos libros y entrenamiento, se necesita un corazón valiente dispuesto a arriesgar su vida para el bienestar de los demás. ¡Congratulaciones en su día!



Ser bombero es sinónimo de abnegación, sacrificio, compromiso y valor. Podemos decir que la sociedad está tranquila porque día y noche contamos con su ayuda, a todos ellos muchas felicidades en su aniversario.

Celebremos el día de los bomberos, reconociendo que en todo momento das lo mejor de ti, como siempre sacrificas todo por el servicio al prójimo, tu aporte es imprescindible para la sociedad. Por eso y mucho más ¡feliz día!

Hoy fui con mi traje amarillo, con mi botas bien puestas, con el corazón en la mano y sin duda con mi equipo de trabajo a enfrentarnos a un incendio de gran escala que como dragón salido de historias medievales, escupía fuego por todas partes y arrasaba con todo a su paso, nos llenamos de valor y después de largas horas de batalla logramos extinguirlo. Es la satisfacción de un bombero cuando desde su corazón ama lo que hace. ¡Felicidades y éxitos a todos mis colegas!