Saltar al contenido

Felicitaciones de cumpleaños para un sacerdote – Católico

Felicitaciones de cumpleaños para un sacerdote – Católico
Ayúdanos a mejorar

¡Le deseo otros 100 años en nuestra comunidad!: siempre con una sonrisa en su cara....¡muchos buenos deseos!

¡Feliz cumpleaños! Mi estima por su vitalidad, por su pasión por el Evangelio y por los jóvenes, por sus "noches sin dormir", por sus travesías de norte a sur dictadas por un profundo amor por a Jesús  que siempre aparece tanto en la predicación como en el centro de su vida misma.

Sacerdotes especiales como tú hacen de la iglesia un lugar mejor. Gracias por conducirme al camino correcto.

U feliz cumpleaños!!!¡Gran gozo en la vida y una fuerte positividad para abordar cada situación cotidiana! Feliz cumpleaños.

Rezamos para que seas protegido el del poder Dios, Y EL te recompense por todo lo bueno.

Feliz cumpleaños! Doy gracias al padre por el don de su vida apasionada que tiene el sabor del Evangelio. Pero en esta circunstancia especial quiero decirle gracias por la delicada acogida y la simplicidad que me han transmitido.

A nuestro mítico ayudante con un gran corazón, siempre más joven y chispeante, que con su simpatía nos hace sentir la pasión de aquellos que son llamados, en cada momento y circunstancia de la vida, a generar novedad, belleza, alegría... A él mis deseos más asombrosos y cariñosos!

Eres un buen sacerdote para la iglesia y para toda la comunidad. Gracias por todo lo que hacen por sus fieles.

Usted no es sólo un sacerdote extraordinario, sino también una persona con un corazón de oro. Gracias por seguirme y ayudarme en estos meses difíciles para mí.

Usted no es sólo un buen sacerdote, sino también un ser humano con un corazón de oro. Agradezco al Señor por permitirme conocer a un buen sacerdote y a un gran guía espiritual como tú.

Me has enseñado muchas cosas que me ayudarán en el curso de la vida. La fe en Dios y los buenos sacerdotes como tú hacen del mundo un lugar mejor.

Has sido más que un sacerdote. Eras mi guía, mi fuerza, un ángel disfrazado de hombre. Gracias por todo  padre (nombre del sacerdote).